Nexo Noticias

Vigilan presencia de rabia en herbívoros

IMG-20210312-WA0225.jpg
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Con el objetivo de resguardar la ganadería local y prevenir la presencia de rabia silvestre, el Ministerio de Desarrollo Agrario (Midagri), a través del Senasa, realizó acciones para el control poblacional de murciélagos hematófagos (Desmodus rotundus) en la provincia de Camaná.

Para ello, un equipo de veterinarios acudió a los predios donde se reportaron mordeduras de murciélagos en el ganado, realizando la extracción sanitaria de un espécimen, el que será enviado a la Unidad del Centro de diagnóstico de Sanidad Animal del Senasa para determinar si es portador de rabia silvestre.
De esta manera, la autoridad sanitaria mantiene bajo vigilancia y evaluación animales con mordeduras, además de identificar los refugios de los murciélagos y establecer estrategias para el control poblacional.
Paralelamente a las capturas, la autoridad sanitaria realiza capacitaciones a los ganaderos sobre la sintomatología de la rabia silvestre, además de exhórtalos a notificar oportunamente las ocurrencias sanitarias de su ganado.
Cabe destacar que en Arequipa no se reportado casos de rabia silvestre, por lo que estas actividades de vigilancia son de suma importancia para mantener el estatus sanitario de la región.
Enfermedad
La rabia de los herbívoros es una enfermedad enzoótica en algunas regiones del Perú y es causada por un virus presente en colonias de murciélagos hematófagos. Es altamente mortal y se caracteriza también por ser una zoonosis, es decir que se transmite al ser humano por contacto con la saliva infectada por mordeduras o arañazos.
Los signos clínicos característicos son los siguientes: el animal afectado se aísla del resto de ganado, manifestación de movimientos anormales de los miembros, abaniqueo de cabeza, lagrimeo, secreción nasal, andar tambaleante, arrastre de miembros, dificultad de deglución, caída del animal sin posibilidad de levantarse, parálisis respiratoria y muerte.

Es importe resaltar que no todos los murciélagos se alimentan de sangre, pues existen los que se alimentan de insectos, frutas y flores, cuya dinámica alimenticia es beneficiosa para la biodiversidad ecológica siendo agentes polinizadores.